Cómo combatir la tristeza de otoño

Del Otoño aprendí que «Los arboles siempre mueren de pie»

Como aquella obra teatral de Alberto Casona…

 

Morimos de pie, porque en realidad es tiempo de re-nacimiento es periodo de re-novación de nuestro interior, de nuestra esencia, así como de su parte visible:  Nuestro cuerpo.

Emocionalmente, época de crear nuestro espacio sagrado, volver a nosotros, encender nuestro fuego interior…tiempo de hacernos un «ovillito» y ¡Mimarnos mucho! Aquietar la mente y despertar la consciencia.

A nivel exterior, ¡Tiempo de puesta a punto! Dietas de desintoxicación o un ayuno. Suplementos naturales para afrontar esa tristeza que ronda… o para combatir catarros y disfrutar de la calle, la lluvia y el viento.  Todo tiene una profunda belleza si lo queremos ver…

 

Vamos a detallar algunas explicaciones a este estado etéreo y de ganas locas de hacernos «ovillito»:

 

Al reducir las horas de sol se cambian los ritmos vitales,  es por ello que se produce un desequilibrio interno. La luz del sol es muy importante a la hora de producir hormonas en el cerebro como son la melatonina ( que influye en la energía, el sueño, la temperatura corporal e incluso el hambre) y la serotonina (que incluye en nuestro estado de ánimo J ). Cuando se reducen las horas de sol pruducimos más melatonina (por eso tenemos más sueño) y menos serotonina también llamada «hormona del humor» (así que estamos más tristes).

Se trata de un síndrome temporal a la par que leve que generalmente dura unos días o semanas. Afecta al 6% de la población, más a mujeres que a hombres, en un rango de edad 40 y 55 años, y personas con predisposición a la depresión. ¿Cuál es el objetivo? ¡Subir el ánimo!

 

 

1. Suplementos revitalizantes

Para subir el ánimo hay que subir la serotonina. Para ello, debes consumir triptófano a través de la dieta, un aminoácido esencial precursor de esta hormona que actúa como antidepresivo. Lo encontrarás en: nueces, semillas de calabaza, pipas de girasol, chocolate negro, plátanos ricos en magnesio y triptófano.

También existen complementos naturales que pueden ayudarte como el triptófano combinado con vitamina B6 que ayuda a mantener la función pscológica normal y del sistema nervioso, el Azafrán, en el oriente era empleado comúnmente para luchar contra la depresión ligera o moderada, tenía la reputación de traer alegría y sabiduría  y Griffonia una planta africana rica en L-5-HTP (triptófano), precursor de la serotonina, la cual alivia los síntomas de depresión y ansiedad.

Además de una dieta rica en vitaminas y minerales, durante estos días de «bajón» puedes necesitar complementos enriquecidos con vitaminas y aminoácidos o revitalizantes como la jalea real, el ginseng o la maca. También se recomiendan frencuentemente para personas que padecen depresión los ácidos grasos EPA y DHA omega-3 . Un gramo de omega-3 derivado del pescado podría ser eficaz en la reducción de los síntomas de la depresión.

Y por si fuera poco, también podemos disfrutar de infusiones relajantes de valeriana, melisa, pasiflora, o mezclas creativas para el bienestar. ¡La idea es cuidarte con amor!

(No te olvides!!!Todo esto y mucho cariño puedes encontrarlo en nuestra tienda! 🙂 )

 

2. Interpretar la realidad de una manera más positiva.

 

3. El ejercicio: La actividad te sacará del pozo.

Sí, es sencillo decir cuando uno se encuentra bien que tienes que levantarte de la cama o del sofá, ponerte un chándal e ir a andar, correr o nadar… Has de hacer un esfuerzo casi sobrehumano para poder ir pero ¿sabes qué pasará si lo haces? Que tu cerebro empezará a producir unos neurotransmisores que se denominan endorfinas y que son los responsables de levantar tu estado de ánimo.

Si estás en cama intenta centrarte en los próximos 5 minutos en ponerte tu chándal. Nada más.  Una vez que lo hayas logrado, tu cuerpo te pedirá salir a hacer ejercicio.

 

4. No te aísles.

Cuando estás sola/o puedes escuchar tus pensamientos en silencio. Si los pensamientos son autodestructivos tienen que ser tratados como si fuesen parásitos. Lo mejor es mantenerte distraída/o. Es buena idea contar con alguien de confianza, amigo o familiar, con el que hablar y poder descargar tus miedos para así aligerar la carga.

Solo el acudir a algún sitio público puede suponer una descarga. Ir a un museo, parque, centro comercial… Cualquier lugar en el que sientas que experimentes una mejoría. No permitas caer en el pensamiento de que eres menos que nadie. Todos tenemos nuestros problemas y luchas.

 

5. Sal a la calle con más frecuencia.

Estudios demuestran que la exposición solar es una manera de ayudar a aumentar los niveles de serotonina y aliviar los síntomas depresivos. La exposición solar es muy eficaz en mujeres embarazadas. Si sientes que estás sufriendo de depresión o de una tristeza inexplicable, trata de salir a la calle con más frecuencia. De no ser posible es una buena alternativa pensar en instalar algunas bombillas halógenas en hogar.

 

6. Duerme pequeñas siestas de 20′ para liberar estrés y reponer fuerzas

 

 7. Haz el mismo esfuerzo que para tus ejercicios, ¡¡Ponerte muuuy guapa y guapo!!

Es posible combatir la piel seca e irritada mientras se duerme. Cubre bien tu cara y  cuerpo en aceite antes de ir a dormir. Hay una gran variedad de aceites faciales y corporales que son muy buenos, así que hay que elige el que mejor te vaya según tu tipo de piel.  Es importante que sea un aceite cosmético y prensado en frío. ¡¡Cuidado con ponerse aceites refinados!!

Los aceites y minerales que contiene el pescado son muy buenos para el pelo y la piel y también para combatir la sequedad que nos ocasionan las chimeneas o el aire caliente.